La preparatoria, un nivel que te va dando la pauta para el cambio que tendrás rumbo a la universidad

En estos momentos, mi hijo esta terminando su primer semestre en la preparatoria y fueron unos meses intensos para él debido a todos los cambios que este nivel presenta.

Tienen materias diferentes, formatos de entrega de tareas y actividades a las que no se había enfrentado, responsabilidades que no solía tener y particularmente la forma de estudiar y presentar un examen cambió rotundamente a lo que venía acostumbrado.

Y claro, todo esto es normal y es parte de la adaptación hacia una nueva forma de estudiar y aprender rumbo a lo que viene… la universidad.

Si el interés sigue en continuar estudiando una carrera universitaria, la preparatoria te da esos fundamentos y te va llevando a un ritmo de trabajo con el que te estarás enfrentando al principio.

Dependiendo de la institución a la que ingresarás y la carrera que cursarás, será la forma de estudio y trabajo universitario, pero la preparatoria hace una tarea previa: te prepara para ello.

Y dentro de esta preparación vienen los famosos exámenes que a veces ponen a temblar a los muchachos cuando llegan a quinto semestre y son los exámenes de admisión.

Resultado de imagen para clase universidad

Existen preparatorias que les ayudan en esta fase presentando sus exámenes desde cuarto semestre como lo estarían haciendo ante un College Board o como un examen simulacro UNAM.

Esto les da una idea más clara de lo que es un examen de admisión, por un lado, y ver que las cosas en la universidad llevan otro ritmo.

También notó que faltar a clases o no entregar una tarea no es la mejor de las ideas.

En realidad, ir a clase es importante para el éxito académico y también es importante prestar atención una vez que se está ahí.

Como alumno preparatoriano no debes ceder a la tentación de alejarte cuando estás tomando clases.

Es imperativo prestar atención, tomar notas y no tener miedo de pedirle ayuda a un compañero de clase o al profesor si estás confundido.

El tener presente que el rigor de las clases universitarias será muy diferente a lo que en este nivel se experimenta, vale la pena que entonces vayas practicando desde antes.

En la universidad el ritmo es mucho más rápido y el material es más complejo. Si no prestas atención y te mantienes al tanto, no tardarás mucho en quedarte atrás y perderte por completo.

Por lo general, en la escuela preparatoria, suele haber tiempo de inactividad en clase, pero no lo encontrarás en la universidad.

Tus profesores enseñarán lo que quieren enseñar y eso será todo.

Resultado de imagen para clase universidad

Incluso puedes descubrir que tus clases terminarán temprano a veces porque los profesores no tienen que asegurarse de que llenen cada minuto de la clase con contenido o actividades como lo hicieron tus maestros en la preparatoria.

Si tu profesor termina lo que quería enseñar y todavía quedan 15 minutos de tiempo de clase, a menudo terminarán la clase temprano.

Esto solo demuestra que cada segundo y cada contenido en una clase universitaria es importante y tu debes valorarlo igual.

Datos complementarios obtenidos de: mentesliberadas.com; redalyc.org; unitips.mx; orientacion.universia.net.co; youtube.com

Author

ruben.cardouga@mail.com