La hormona estimulante de la tiroides (TSH) y sus principales complicaciones

Cuando tiene signos y síntomas de hipertiroidismo o hipotiroidismo y / o una tiroides agrandada (bocio) o cuando tienes un nódulo tiroideo (un pequeño bulto en la glándula tiroides que puede ser sólido o un quiste lleno de líquido) posiblemente te encuentres ante un trastorno de la tiroides.

Realizarte un perfil hormonal que es una muestra de sangre es el primer paso para determinar una posible condición hormonal.

Al recurrir a la hormona tiroidea como tratamiento para la enfermedad de la tiroides, se recomienda que te saquen una muestra de sangre antes de tomar tus medicamentos si te encuentras en tratamiento ya que ante una enfermedad aguda se pueden afectar los resultados de la prueba.

En general, se recomienda evitar las pruebas de tiroides en pacientes hospitalizados o diferirlas hasta que una persona se haya recuperado de una enfermedad aguda.

La hormona estimulante de la tiroides (TSH) es producida por la glándula pituitaria anterior, un pequeño órgano ubicado debajo del cerebro y detrás de las cavidades sinusales.

Infección de los senos paranasales (sinusitis) | Enfermedades ...

Esta hormona estimula la tiroides y ayuda a liberar las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3) en la sangre. Esta prueba mide la cantidad de TSH en la sangre.

Si la tiroides libera cantidades inapropiadamente grandes de T4 y T3, la persona afectada puede experimentar síntomas asociados con la tiroides hiperactiva (hipertiroidismo) mostrando una frecuencia cardíaca rápida, pérdida de peso, nerviosismo, temblores en las manos, ojos irritados y dificultad para dormir.

Con el hipertiroidismo surgen varios problemas relacionados siendo la enfermedad de Graves la más común.

Es un trastorno autoinmune crónico en el que el sistema inmunitario de la persona afectada produce autoanticuerpos que actúan como TSH, se unen y activan el receptor de TSH, lo que conduce a la producción de cantidades excesivas de hormona tiroidea.

En respuesta, la pituitaria produce menos TSH, lo que generalmente conduce a un nivel bajo en la sangre.

Si la tiroides disminuye la producción de hormonas tiroideas (tiroides hipoactiva o hipotiroidismo), la persona puede experimentar síntomas como aumento de peso, piel seca, estreñimiento, intolerancia al frío y fatiga.

En el caso de presentar hipotiroidismo a causa más común es presentar tiroiditis de Hashimoto.

Es una afección autoinmune crónica en la que la respuesta inmune causa inflamación y daño a la tiroides, así como la producción de autoanticuerpos.

Sin embargo, los autoanticuerpos no causan el hipotiroidismo.

Hipotiroidismo

La detección de autoanticuerpos relacionados con la tiroides indican que existe autoinmunidad tiroidea.

Estos autoanticuerpos se pueden detectar en la enfermedad de Graves o en la tiroiditis de Hashimoto.

Con la tiroiditis de Hashimoto, la tiroides produce bajos niveles de hormona tiroidea. En respuesta, la pituitaria normalmente produce más TSH, lo que generalmente resulta en un alto nivel en la sangre.

Sin embargo, el nivel de TSH solo no siempre predice o refleja los niveles de hormona tiroidea. Algunas personas con enfermedad hipofisaria producen una forma anormal de TSH que no funciona correctamente.

A menudo tienen hipotiroidismo a pesar de tener niveles de TSH normales o incluso ligeramente elevados.

En raras ocasiones, la disfunción hipofisaria puede provocar un aumento o disminución de las cantidades de TSH.

ADENOMAS HIPOFISARIOS - ppt descargar

Además de la disfunción hipofisaria, puede ocurrir hipertiroidismo o hipotiroidismo si hay un problema con el hipotálamo.

Author

ruben.cardouga@mail.com